por Dr. Luis Kishon
drkishon@yahoo.com

S

e informó que los animales desarrollaron insuficiencia renal después de comer ciertos alimentos para perros y gatos estilo “cortes y salsa” producidos en las instalaciones de Menu Foods en Emporia, Kansas, entre el 3 de diciembre de 2006 y el 6 de marzo de 2007.

El lector algo distraído podrá pensar: ¿qué tiene esto que ver con el alimento que yo le compro a mi perro, si la marca que él come no es Menu Foods?

La respuesta viene ahora, extraída del mismo sitio de la FDA: Muchas empresas que venden comida para mascotas no producen la comida. En su lugar, dan su formulación, o receta, a las empresas de fabricación (como Menu Foods, entre otras). El fabricante mezcla los ingredientes de acuerdo con las recetas recibidas para hacer una gran variedad de alimentos para mascotas para que las empresas los vendan bajo diferentes marcas. Debido a que un fabricante puede producir muchos tipos de alimentos para mascotas en las mismas instalaciones para diferentes empresas o “marcas”, un ingrediente contaminado puede formar parte de muchos de estos alimentos.

El ingrediente contaminado fue nada más y nada menos que melamina. Este ingrediente, obvio, no tiene absolutamente nada que hacer en un alimento, ni para mascotas ni para nadie.

Dice la FDA: “Los laboratorios de la FDA encontraron melamina y compuestos relacionados con la melamina en muestras de alimentos para mascotas. La melamina, un producto químico industrial, y sus compuestos relacionados, no tienen un uso aprobado como ingrediente en alimentos para animales o humanos en los Estados Unidos”.

La FDA realizó un rastreo de la melamina en productos etiquetados como “gluten de trigo” y “proteína de arroz concentrado” importados de China y utilizados como ingredientes en alimentos para mascotas. Los científicos de la Universidad de Cornell también encontraron melamina en la orina y los riñones de gatos fallecidos que formaban parte de un estudio de pruebas de sabor realizado para el fabricante de alimentos para mascotas Menu Foods.

Pruebas adicionales de la FDA demostraron que los productos de proteína vegetal importados de China estaban mal etiquetados como “gluten de trigo” y “concentrado de proteína de arroz”.

Close-up Photography of Fawn Pug Puppy | Burst

Como corolario de este episodio, compañías que compiten entre sí por una porción de la torta del mercado, como Hill’s, Royal Canin, Blue Buffalo, Nutro y otras varias más fueron retiradas del mercado por “sospechas” de contener, entre sus ingredientes, melamina. Cuánta coincidencia, ¿verdad? No. No se trata de ninguna coincidencia: se trata simplemente de que todas y cada una de ellas no producen absolutamente nada, sino que Menu Foods o Del Monte Pet Products (sí, la misma Del Monte de la piña o las arvejas en lata) y otras muy selectas compañías producen alimentos para todas las marcas que conocemos, como Purina, Alpo, Ol’ Roy, etc.

Otro llamado de retirada de alimentos “balanceados” para perros y gatos sucedió ahora mismo, entre diciembre de 2018 y marzo del 2019. ¿Por qué? El motivo es que en todos los alimentos producidos por las distintas compañías citadas anteriormente se encontraron muy elevados niveles de vitamina D.

¿Otra triste coincidencia? Por supuesto que no; estamos en presencia de otro suceso similar al del 2007: varias compañías utilizan el mismo abastecedor, que les provee el mismo producto con pequeñas variaciones.

Las compañías productoras, evidentemente, confían ciegamente en el abastecedor y en los productos que les entregan y los usan sin preguntar ni testear nada. La consecuencia es que pasa lo que pasa.

Empresas como Natural Life, Nutrisca, Orlando, Natural Life, Evolve, Sportsman’s Pride, Triumph, Elm Pet Foods, Abound, Hill’s Science Diet, y otras más, son las absolutas y únicas responsables de los desastres de su negligencia criminal, conducida de la mano por la codicia de producir más dinero a partir de elementos de los que ni siquiera comprueban su identidad o calidad.   

Resulta muy interesante, para aquellos que dispongan de algo de tiempo y mucha curiosidad por saber más detalles, consultar el sitio de la FDA, donde podremos concientizarnos sobre el real estado de las cosas con respecto a los alimentos que consumen nuestras mascotas.

En nuestra obra, Conversaciones con un Veterinario, es posible recibir información detallada relacionada con este tipo de engaños.

CONTINUARÁ…