Ser feliz es un reto para todos los seres humanos, incluso muchos pasan toda la vida en búsqueda de la felicidad y dejan ir momentos importantes por anhelar la plenitud absoluta. El equipo de redacción de El Faro entrevistó a Karen Lau, coach profesional internacional con más de 10 años de recorrido y nombrada Chair of the Ambassadors 2019 por la Cámara Hispana de Comercio en West Palm Beach.

Para Lau, existen cuatro áreas críticas para lograr el equilibrio: el corazón, para la inteligencia emocional; la mente, para la agudeza intelectual; el espíritu, para la paz interior, y el cuerpo, para un estilo de vida saludable. Igualmente, asegura que la capacidad del ser humano para superar las adversidades y surgir positivamente (la resiliencia), depende en gran medida de la musculatura emocional, intelectual, espiritual y física para lograr el equilibrio.

Hoy, comparte con nosotros su experiencia y visión personal sobre la felicidad, la plenitud, el potencial de los latinos para ser felices, las actitudes que debemos asumir frente a los constantes cambios y las posibilidades de llevar una vida en equilibrio a pesar de las crisis.

Coach Karen Lau / Cortesía de Karen Lau

Para Karen Lau, ¿qué es la felicidad?

La felicidad es un estado de consciente de aceptación.  Es “DECIDIR” que está bien ser quien soy.  Es aceptar mis realidades mas no conformarme con ellas si no llenan mis expectativas. Es SER CAPAZ de generar un sentimiento de “BIEN HACER y BIEN QUERER” para con los demás y poder aceptar las diferencias.

¿Es lo mismo abundancia financiera que plenitud?

No, no es lo mismo. Muchas personas gozan de abundancia financiera pero carecen de plenitud.  El concepto de plenitud expresa la condición de que algo ha sido llenado a su totalidad. Que está satisfecho. La plenitud empieza en el alma. Cuando conseguimos alcanzar un equilibrio en nuestra conciencia es cuando estamos en paz con nosotros mismos y con los demás. Generalmente, al estado de plenitud le sigue la abundancia. Las personas se sienten naturalmente atraídas hacia aquellos que se denotan plenos.  

¿Cómo mantener una actitud positiva cuando atravesamos pruebas tan difícil en nuestras vidas? (desempleo, discriminación, desplazamiento o migración forzada…)

Primero definamos ACTITUD. La Actitud es un SENTIMIENTO que se expresa por medio de una conducta. Nosotros somos los administradores de nuestros sentimientos. Esto se llama Inteligencia Emocional y, si la sabemos aplicar, ¡da resultado! 

Si estamos atravesando por situaciones adversas, DEBEMOS razonar nuestros sentimientos y optar por elegir el sentimiento positivo. El sentimiento positivo es enfocarnos en encontrar soluciones en lugar de empantanarnos en el conflicto). El sentimiento positivo tendrá influencia en nuestra conducta y, por consiguiente, en nuestra fisiología.  

La química de nuestro cuerpo se ve afectada por el estrés y nos provoca cansancio y desánimo. Si DECIDIMOS SER PROACTIVOS y comprendemos que TODA prueba es pasajera, que todo pasa, los resultados positivos serán no solo fisiológicos sino también mentales. Seremos más capaces de buscar soluciones y de encontrar respuestas si contamos con la predisposición interna correcta. A esto le sigue siempre UN PLAN DE ACCIÓN Y UNA VISIÓN.  Nuestro cerebro es una máquina perfecta. Cuando establecemos metas, aún mientras dormimos y de manera subconsciente, el cerebro ejecuta una búsqueda en la memoria para llevarnos a lo que nos hemos propuesto, bueno o malo.  

El que tiene una visión, soporta mucho más fácil las adversidades porque no se centra en el problema, se enfoca en la meta que se ha trazado. Su energía no será utilizada para sentir lástima por sí mismo, sino para seguir adelante persiguiendo el objetivo que se ha propuesto. 

¿Qué es “una vida en equilibrio” y cómo podemos encontrar el balance?

Los seres humanos somos integrales. Habitamos dentro de 4 grandes realidades:  el cuerpo, la mente, las emociones y el espíritu. Una “vida en equilibrio” es aquella en donde se presta atención a estos 4 pilares fundamentales. Si estamos perturbados emocionalmente, no podemos funcionar eficientemente a nivel mental. Si estamos enfermos físicamente, no tendremos tranquilidad o paz. El balance se encuentra cuando CULTIVAMOS estos 4 pilares de nuestra vida y les prestamos atención equitativamente, es decir, considerando cada uno con atención y cuidado.  

No es en vano que se recomienda el ejercicio y la buena alimentación, la meditación, el aprendizaje y la socialización.  

A muchos nos asusta el cambio, ¿por qué es necesario estar abierto a cambiar incluso cuando ya nos hemos acostumbrado a las cosas?

Debemos estar conscientes que la única constante en la vida es el cambio. La estabilidad no es permanente.  Pensemos en diferentes especies en la naturaleza, los que mejor se adaptan a los cambios son los que sobreviven.  Hay una palabra estratégica para manejar el cambio: ADAPTABILIDAD.  En la medida que somos capaces de ADAPTARNOS más rápidamente a los cambios, contamos con mayores ventajas competitivas.  

Algunas personas sienten que son víctimas del destino, ¿nacemos a veces con dos pies izquierdos o todo está en el “color” de nuestros pensamientos?

Ser víctima y sentirse víctima son dos escenarios distintos. Hay personas que verdaderamente son víctimas del infortunio. La vida les presenta obstáculos sumamente difíciles de sobrellevar. Quizá el que más me impacta es la enfermedad o la injusticia. Ahora bien, hay muchas personas que SE SIENTEN VÍCTIMAS. Sienten que la vida no les da lo que se merecen. Yo estoy convencida que la vida nos da lo que nosotros procuramos. 

Hay un pasaje bíblico que merece nuestra atención: “El Reino de los Cielos se hace fuerte y solo los valientes lo arrebatan”. Los desafíos de la vida se enfrentan mejor cuando no creemos que lo merecemos sino que lo tenemos que lograr. Está en nosotros conseguir lo que nos proponemos, estamos diseñados para la sobrevivencia y para el Éxito. 

Una nota para el lector: usted es el arquitecto de su propio destino. No deje que las circunstancias externas dirijan su vida. Trace un plan, póngase metas y escríbalas de tal forma que estén a la vista, forme un círculo de soporte con personas afines a usted, y trabaje en su crecimiento personal constantemente.  Si usted tiene la autoestima en su lugar, nada lo detiene.

Freedom / Cortesía de Unsplash

Al cierre de esta entrevista, Karen Lau, como coach afamada y reconocida por su método inspirador basado en neurociencias, nos aconseja mirar dentro de nosotros, buscar nuestra paz interior, usar todas las herramientas personales posibles para procurarnos la felicidad, vivir a plenitud, rodearnos de gente positiva, evitar relaciones tóxicas y mantener el equilibrio entre los pilares fundamentales de la vida.

Nuestro mayor tesoro está dentro de nuestra musculatura emocional, solo así lograremos empresas, negocios, emprendimientos prósperos y un paso armónico por estas tierras.