por el Dr. Frank Rodriguez
Superintendente de la Región Central del Distrito Escolar del Condado de Palm Beach

 

 

 

Cuando comienzan las vacaciones de verano, también se inicia la pérdida gradual de la habilidad previamente adquirida de lectura académica. Es muy importante que los estudiantes continúen leyendo durante el verano porque, si no lo hacen, pueden perder de 2 a 3 meses del crecimiento previo académico en lectura.

El Summer Slide es un proceso bien documentado a través de varios estudios de investigación. De hecho, si un niño pierde de 2 a 3 meses de crecimiento en lectura durante el verano de cada año desde el kindergarten hasta el quinto grado, cuando ingresa a la escuela intermedia tiene un promedio de 2 años y 7 meses de retraso.

La buena noticia es que los padres pueden ayudar a reducir el retraso intelectual producido por la falta de lectura durante el verano alentando a sus hijos a leer todos los días. Los estudiantes son más propensos a leer si tienen fácil acceso a los libros y si les gustan los libros a su alcance. Los beneficios son tremendos y el hecho es que la lectura ayuda a construir su vocabulario más que los programas de televisión o los juegos de video.

Aquí hay algunas estrategias que los padres pueden implementar para prevenir la pérdida progresiva de lectura académica y ayudar al crecimiento en la habilidad de leer de sus hijos:

  • Dedique tiempo cada día para que sus hijos lean
  • Dedique tiempo para leerle a sus hijos
  • Hágale preguntas a sus hijos sobre lo que están leyendo
  • Aliente a sus hijos a contarle con sus propias palabras sobre lo que están leyendo
  • Lleven a sus hijos a la biblioteca o a la librería