Existen mitos y realidades que se han insertado en el ideario colectivo respecto a las percepciones que tienen algunos países sobre los mecanismos para regular el ingreso de inmigrantes a sus naciones. 

El tema genera un debate que por generaciones ha mantenido nomenclaturas o categorías clasificatorias acerca de quiénes reciben o no con mayor apertura a inmigrantes de todo el mundo, o quiénes consideran a los inmigrantes una carga.

En este artículo, les ofrecemos un resumen del estudio publicado por Pew Research en marzo de este año donde se hizo referencia a los 10 países más abiertos en la cruzada a favor de los inmigrantes.

Un juego de números

Los resultados descritos a continuación consisten en un recuento de la encuesta realizada a algunas de las naciones más elegidas por la ola migratoria: Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Francia, Canadá y Australia (cada uno alberga a más de 7 millones de inmigrantes, según cifras de 2017).

En contraste, cinco países de los encuestados (Hungría, Grecia, Sudáfrica, Rusia e Israel) consideran a los inmigrantes “una carga” para el estado y la sociedad. Con la excepción de Rusia, estos países cuentan, cada uno, con una población de menos de 5 millones de inmigrantes.

Los Estados Unidos es la nación con el mayor número de inmigrantes del mundo, seis de cada diez adultos (59%) afirma que los inmigrantes fortalecen al país con su trabajo y talento, mientras que un tercio (34%) dijo que los inmigrantes son una carga porque se apoderan de los puestos de trabajo y las prestaciones sociales.

La opinión pública, en seis países de la Unión Europea encuestados en relación con el impacto de los inmigrantes, ha cambiado desde 2014, poco antes de que cientos de miles de solicitantes de asilo llegaran a las costas de Europa en 2015. Por ejemplo, en Grecia, Alemania e Italia, tres países que experimentaron grandes volúmenes de llegadas, la proporción de adultos que dicen que los inmigrantes hacen que sus países sean más fuertes disminuyó significativamente.

Por el contrario, en Francia, el Reino Unido y España, se recibieron menos solicitantes de asilo en 2015. En los tres países en 2018, la mayoría señaló que los inmigrantes contribuían positivamente.

La opinión pública se divide en la disposición de los inmigrantes a adoptar las costumbres y estilo de vida de sus sociedades

Existen opiniones encontradas respecto a la voluntad de los inmigrantes a adoptar las costumbres del país de destino. Una media del 49% entre los países encuestados afirma que los inmigrantes quieren diferenciarse de la sociedad anfitriona, mientras que una media del 45% afirma que los inmigrantes quieren adoptar las costumbres y el modo de vida del país anfitrión.

En los seis países de destino (Japón, México, Sudáfrica, E.E.U.U., Francia y Suecia) es más probable que las personas digan que los inmigrantes quieren adoptar las costumbres y el modo de vida del país anfitrión. Un caso atípico es Japón: la mayoría de la opinión pública (75%) afirma que los inmigrantes quieren adoptar las costumbres y el estilo de vida de su país. En la nación del Sol Naciente, donde el envejecimiento poblacional y la baja tasa de natalidad hacen que la inmigración sea relevante para el crecimiento de la población, recientemente ha habido un cambio de políticas para atraer a más extranjeros.

Las opiniones sobre la integración de los inmigrantes en Japón podrían estar relacionadas con el bajo número de inmigrantes que alberga el país; además, muchos inmigrantes en Japón son étnicamente japoneses.

Inmigrantes y delincuencia

La indagación acerca de los inmigrantes y la delincuencia reflejó que en varios países de destino la mayoría opina que los inmigrantes no son más culpables del crimen que otros grupos. Este es el caso en Canadá, Estados Unidos, Francia y el Reino Unido. Entre otros países encuestados, solo en Sudáfrica, Suecia y Grecia la mayoría cree que los inmigrantes son más culpables del crimen que otros grupos.

En los Países Bajos, Japón, Israel y Alemania, las opiniones están divididas sobre el impacto de los inmigrantes en el crimen.

En países donde la mayoría ve a los inmigrantes como una fuerza, también tienden a decir que no son más culpables del crimen. Las excepciones notables son Alemania y Suecia, donde se piensa que los inmigrantes fortalecen el país pero las pluralidades de adultos dicen que tienen más responsabilidad por el crimen.

Inmigrantes y terrorismo

En siete países, la mayoría cree que los inmigrantes no aumentan el riesgo de terrorismo, aquí se incluyen todos los países encuestados en América del Norte (México, Canadá y los Estados Unidos), así como Sudáfrica y Japón. Los ciudadanos de Francia y España, dos países europeos que no estaban en el centro de la crisis de refugiados de 2015, también sostienen esta opinión.

Por el contrario, la mayoría de los siete países europeos encuestados (Hungría, Grecia, Italia, Suecia, Rusia, Alemania y los Países Bajos) cree que los inmigrantes aumentan el riesgo de terrorismo en sus países.

Las opiniones sobre el tema se dividen en el Reino Unido, Australia e Israel. En Polonia, la mitad (52%) del público dice que los inmigrantes aumentan el riesgo de terrorismo, mientras que el 28% dice que no aumentan el riesgo de terrorismo.

Algunos países piensan que los inmigrantes ilegales deben ser deportados

En la mayoría de los países encuestados, se apoya la deportación de inmigrantes ilegales.

En 7 de los 10 países de la UE encuestados, la mayoría apoya la deportación de inmigrantes que viven en su país ilegalmente. El número de solicitudes de asilo ha aumentado después del incremento de refugiados en 2015. Desde entonces, el número de solicitudes de asilo rechazadas ha aumentado sustancialmente. Muchos de estos solicitantes de asilo rechazados pueden continuar residiendo ilegalmente en Europa. Un caso similar ocurre en Rusia, Sudáfrica, Australia y Japón, donde se apoya la deportación de inmigrantes ilegales.

Time Lapse Photography of People Walking on Pedestrian Lane | Mike Chai

En los Estados Unidos, la opinión pública está dividida. Alrededor de la mitad (46%) del público apoya la deportación de inmigrantes que residen ilegalmente, mientras que la otra mitad (47%) se opone a su deportación (2). Se estima que 10.7 millones de inmigrantes no autorizados vivían en los E.E.U.U. en 2016, lo que representa menos de un cuarto (23.7%) de la población inmigrante. La cantidad de inmigrantes no autorizados en los Estados Unidos ha disminuido desde 2007.

En México, menos de la mitad (43%) dice que apoya la deportación de inmigrantes ilegales. En los últimos años, México ha experimentado un aumento en el número de migrantes que ingresan al país sin autorización desde Guatemala, Honduras y El Salvador. México ha sido históricamente un país de envío de migrantes: aproximadamente 12 millones de personas viven fuera del país, casi todos en los Estados Unidos.

En la mayoría de los países encuestados, los que están a la derecha del espectro ideológico tienen más probabilidades de apoyar la deportación. De manera similar, los adultos mayores en distintos países encuestados tienen más probabilidades de apoyar la deportación de inmigrantes que viven ilegalmente en sus países.

Los países encuestados (Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Francia, Canadá y Australia) que albergan a más de 7 millones de inmigrantes cuentan con factores específicos que hemos mencionado anteriormente y que parecen influir en la entrada legal de inmigrantes. El hecho de no considerar a los inmigrantes una carga se debe a que en estas naciones, desde la Segunda Guerra Mundial, la economía fue estable (aunque esto no significa que no hayan existido crisis como en el caso de Estados Unidos en el año 2008).

Igualmente, el hecho de contemplar mecanismos migratorios que permiten la entrada legal de inmigrantes sin trámites engorrosos, además de una sociedad multicultural y espacios naturales, parques temáticos emblemáticos, seguridad social entre otros, influye en la margen de apreciación de los inmigrantes. 

Los “más buscados” para una vida mejor

Estados Unidos

Su trayectoria como potencia económica y su ubicación geopolítica le ha convertido en uno de los países que ofrece mayores facilidades a los inmigrantes. La economía capitalista permite reproducir fortuna a mediano y largo plazo, además, ofrece condiciones óptimas incluso a pesar de los problemas fronterizos.

Es una nación multirracial, con oportunidades para la adquisición de bienes, amplia oferta de entretenimiento, la garantía de una economía sólida, seguridad, educación y crecimiento familiar. 

Alemania

Es el segundo país que buscan los inmigrantes como destino, ya que ofrece oportunidades de estudio para extranjeros a través de distintas vías, y esto incluye visas temporales y programas como Ausbildung.

Alemania tiene uno de los mejores sistemas de seguridad social, esto le convierte en uno de los lugares con más alto nivel de vida; también son líderes en el sector científico y tecnológico. Es la cuarta economía a nivel mundial y la primera en Europa.

Reino Unido

Poseer hermosos paisajes y sustanciosas oportunidades de empleo hace que muchas personas decidan emigrar al Reino Unido. Su economía se encuentra catalogada como primermundista, lo que garantiza un excelente estilo de vida.

El bajo índice de criminalidad favorece, y por otro lado, el salario mínimo es de 1.000 libras esterlinas, con las cuales se puede vivir bien.

La entrada al Reino Unido amerita solicitar una visa, aunque el papeleo para hacerse ciudadano británico es un poco demorado: la residencia legal es otorgada luego de más de un año casado con un nacional o un extranjero con la nacionalidad, o bien luego de 4 años trabajando en del país sin interrupción, o más de 10 años en el país legalmente (con visa de trabajo, etc).

Francia 

Francia posee un índice de desarrollo humano muy elevado, ocupa el puesto 22 en la lista de países con IDH alto. Además, Francia es la sexta economía mundial y recibe muchas visitas turísticas, alrededor de 83 millones de visitantes extranjeros cada año.

Para emigrar como estudiante y trabajar, existen distintas posibilidades que permiten la entrada sin muchos trámites.

Canadá 

Es considerada una nación de inmigrantes, es el segundo país más grande del mundo, con magníficas bellezas naturales (entre ellas, las cataratas del Niágara), una diversidad multicultural que permite que sea más sencilla la adaptación de los inmigrantes a la sociedad y una alta calidad de vida.

Canadá se ubica en el ranking 9 del índice de Expat Insider, el país siempre está buscando personas que quieran establecerse para hacer crecer su economía. Es un destino óptimo gracias a las facilidades para recibir a los extranjeros.

Referencia: Pew Research Center, March 2019, “Around the World, More Say Immigrants Are a Strength Than a Burden”.