Según el portal BBC, en un artículo publicado en enero de este año, de los más de 325 millones de habitantes de Estados Unidos, casi 59 millones son de origen latino, el 18% de la población. México es, de lejos, el país más representado, con más del 60% del total de latinos en EE.UU. Le siguen Puerto Rico, Cuba, El Salvador y República Dominicana.

Un estudio publicado por Forbes en el año 2015 reveló que son las ciudades de tamaño medio, y particularmente aquellas en el sureste del país, las que obtienen mención especial a la hora de recibir a la comunidad hispana en calidad de residencia, estimular y contribuir a su progreso financiero.

La investigación analizó la situación de los latinos en las 52 principales áreas metropolitanas de EE.UU. y tuvo en cuenta factores como el porcentaje de viviendas en propiedad, el nivel de emprendimiento medido por el número de negocios propios, y los ingresos medios de los hogares, que “son los indicadores del éxito de la clase media”.

Además, se consideró el aumento de la población hispana en estas áreas desde el año 2000.

Los resultados señalan que Jacksonville, en el norte del estado de Florida, es la ciudad que más oportunidades ofrece actualmente a los latinos. Adicionalmente, según datos de la Oficina de Censo de los Estados Unidos (2017), las principales ciudades con ocupación latina desde hace décadas son:

  1. Los Ángeles
  2. Nueva York
  3. Houston
  4. Riverside-San Bernardino
  5. Dallas–Fort Worth
  6. Chicago
  7. Miami
  8. Phoenix
  9. San Antonio
  10. San Francisco

Cuestión de prioridades

La investigación sugiere que uno de los factores que hace atractivas estas ciudades para los hispanos es su tamaño: es más fácil encontrar viviendas de mejor calidad a un menor precio y, por otro lado, estados como Texas (con 4 de las 10 ciudades más habitadas por latinos) ha lidiado efectivamente con la crisis económica, siendo posible hallar empleo para los inmigrantes.

De hecho, el sureste de EE.UU. ha registrado un aumentado considerable de la población hispana en los últimos años (1,5 millones de ciudadanos nacidos en el extranjero desde 2010, más que cualquier otra región del país).

Illustration of a vintage European city building exterior water color style / Cortesía de Rawpixel

Vivienda más barata

Las cifras indican que en las 10 ciudades más pobladas por los latinos el porcentaje de casas propiedad de hispanos se sitúa cerca del 55%, un número mucho más alto que la media nacional del 43%.

En cuanto a los ingresos medios por hogar, rondan los $50,000 dólares en comparación con los $41,000 de la media nacional.

Riesgos

Mark Muñoz, profesor de economía de la Universidad Millikin en Illinois, opina que “muchos negocios hispanos suelen crecer con el apoyo de la comunidad, y esta es más fuerte en ciudades de menor tamaño”.

“Obviamente los emprendedores hispanos encuentran problemas, como dificultad para financiarse o falta de contactos, pero tienen la determinación parta triunfar”, asegura Muñoz. “Están transformando ciudades en todo el país con su impacto económico y eso va a continuar en los próximos años“.

Alejandro S. Amezcua, profesor de la Universidad de Siracusa en Nueva York, cree que uno de los asuntos en los que el estudio de Forbes no pone énfasis es el bajo nivel de éxito académico de muchos hispanos, un elemento que a largo plazo puede afectar el desarrollo de la comunidad.

Otro problema, según Amezcua, es que muchos de los hispanos que empiezan sus propios negocios lo hacen en sectores con poco valor añadido, abriendo restaurantes, tiendas o empresas de jardinería que principalmente se orientan a la comunidad latina.

Más integrados y mayores oportunidades

“En ciudades como Texas, por ejemplo, los hispanos están mucho más integrados. Al mismo tiempo, hay más empleos en sectores como la construcción o la manufactura, hay una mayor demanda de trabajadores latinos”, señala Joel Kotkin, director del Centro de Demografía y Políticas de la Universidad Chapman, en California.

Según Kotkin, la comunidad hispana contribuye a revitalizar muchas ciudades de EE.UU. Con ellos, llega nueva fuerza laboral y nuevos consumidores, emprendedores de base motivados que abren negocios como restaurantes, tiendas o empresas de servicios. Otro aspecto importante es que “la clase media hispana es la razón por la que muchas ciudades no han entrado en el declive demográfico que se ve en partes de Europa o Asia”.

Elegir la ciudad correcta es fundamental para ‘echar raíces’ y alcanzar los sueños de miles de inmigrantes hispanos. Tomar la decisión más acertada requiere de una buena preparación, conocer las leyes del país, hacer los trámites necesarios y adaptarse de la mejor manera a una cultura distinta.

También los invitamos a leer el artículo publicado hace unos días sobre la experiencia de una familia de hispanos en la tercera ciudad preferida por los latinos para vivir.