por Dr. Luis Kishon
drkishon@yahoo.com

Abrimos con esta presentación una serie de artículos en los que trataremos el apasionante tema de la elaboración y comercialización de los alimentos balanceados para mascotas.

Este es un tema celosamente guardado por las grandes compañías productoras de estos alimentos, y por varios buenos motivos.

En primer lugar, y este es tal vez el principal, a pesar de lo que la publicidad se encarga de bombardear, las grandes compañías no producen ninguno de los alimentos que ofrecen y venden. Pronto veremos más detalles.

En segundo lugar, estas compañías dominan el mercado internacional de este muy redituable negocio, medido en miles de millones de dólares anuales, utilizando materias primas de muy bajo valor económico para convertirlas en “alimentos” con un altísimo valor agregado. También este tema será abordado más adelante. 

Como tercera razón, estas poderosas compañías cuentan con un aparato publicitario que inyecta en las mentes de los potenciales compradores el concepto de que solo este alimento es el que su mascota necesita para crecer y vivir sanamente, y el objetivo se consigue con cierta facilidad. 

Para terminar, las empresas cuentan con uno de los principales y mejores aliados con los que pueden contar: el veterinario. Se invierten enormes recursos para atraer al profesional hacia el campamento de la compañía, con todo tipo de incentivos, desde importantes descuentos en la compra de una cantidad determinada de envases, pasando por charlas o conferencias donde se explican las ventajas que acompañan a la mascota que ingiera cierto/s alimento/s, generalmente durante almuerzos o cenas para los participantes (a cargo de la empresa que patrocina) y obsequios algo más “suntuosos”, como una laptop o regalos similares para la persona que debe decidir en un llamado a concurso cuál de las compañías que ofertaron será la ganadora. 

Regresando brevemente a nuestro encabezado, muchas veces nos hemos preguntado si una mentira repetida un sin fin de veces deja de ser mentira o se convierte en una especie de verdad entre comillas. Creemos que una mentira lo sigue siendo a pesar de que se intente presentarla con un aspecto de “verdad”, sin importar cuántas veces se repita. No obstante, estas triunfadoras empresas han logrado comercializar mentiras, inculcando en el comprador incluso la sensación de sentir culpa por no alimentar a la mascota con un alimento en particular.

Comencemos, pues

Desde los tiempos del Rey Midas, pasando por los alquimistas del Medioevo, el hombre ha buscado con desesperación el método que le permita convertir materiales más o menos comunes, como el plomo u otros metales, en oro. Se trata de una vieja obsesión, como varias otras que el hombre ha abrazado a lo largo de la Historia, generalmente sin éxito.

No obstante, desde aproximadamente los años 20 o 30 del siglo pasado, este sueño se ha ido tornando realidad para las grandes compañías internacionales productoras de alimentos balanceados para perros y gatos. Han logrado convertir literalmente basura en oro; o en dinero, mucho dinero, que es casi lo mismo.

Este “mágico” proceso se basa en una combinación de factores que iremos apreciando durante estas entregas y que merecen ser tratados con la profundidad que merecen. 

En este país (E.E.U.U.) existe una institución denominada A.A.F.C.O. (American Association of Feed Control Officials, por su sigla en inglés), o Asociación Americana de los Oficiales que controlan los alimentos para animales. Su sitio oficial puede ser consultado en https://www.aafco.org.

Este organismo no regula ni inspecciona nada, ya que no es una agencia del gobierno sino un grupo cuyos miembros son agencias gubernamentales que representan a los 50 estados, Canadá y al gobierno federal. Una de sus funciones es la de ofrecer las definiciones de los ingredientes que se encuentran en los alimentos balanceados para mascotas.

CONTINUARÁ… 

Bibliografía recomendada: 

Not fit for a dog. The truth about manufactured cat and dog food. Por Michael W. Fox, Elizabeth Hodgkins y Marion E. Smart.

Buyer beware. The crimes, lies and truth about pet food. Por Susan Thixton.

Food Pets Die For: Shocking Facts About Pet Food por Ann N. Martin and Shawn Messonier

Conversaciones con un veterinario por Luis Kishon.

Todos los libros se pueden obtener en Amazon.com