El  20 de febrero de cada año se celebra el Día Mundial de la Justicia Social, gracias a una resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) emitida en el año 2007, cuando se reconoció mundialmente la necesidad de promover la justicia social como elemento fundamental para la paz.

Al proclamar el 20 de febrero como el Día Mundial de la Justicia Social, se entiende este factor como un principio y derecho fundamental para la convivencia pacífica y desarrollo de los pueblos. Por supuesto, esta celebración no puede ser netamente un conjunto de utopías, sino que debe impulsar acciones de la comunidad internacional en virtud de avanzar hacia una sociedad donde todos los seres humanos puedan contar con igualdad de oportunidades, sin exclusión o discriminación por condiciones económicas, de género, raza o religión. Sin embargo, nada de esto puede ser atendido sin paz, seguridad y respeto hacia los derechos humanos y libertades fundamentales.

Concepto: origen y desarrollo de la Justicia Social

Algunos académicos sostienen que el concepto «justicia social» se corresponde con la «justicia distributiva» de Aristóteles, la cual consiste en darle a cada quien lo que corresponde de manera equilibrada y de acuerdo a sus méritos, en tanto que la noción de «justicia conmutativa» del estagirita guarda relación con la idea clásica de justicia en las sociedades modernas.

El término Justicia Social fue empleado por el sacerdote jesuita italiano Luigi Taparelli en su “Ensayo teórico del derecho natural apoyado en los hechos”, publicado en el año 1843.

La justicia social como concepto surgió a principios del siglo XIX durante la Revolución Industrial y las posteriores revoluciones civiles en toda Europa, cuyo objetivo era crear sociedades más igualitarias y remediar la explotación del trabajo humano surgida a raíz del maquinismo y la división social. Debido a las duras estratificaciones de la época, los defensores de la justicia social naciente se centraron necesariamente en el capital, la propiedad y la distribución de la riqueza. Así surgieron los movimientos sociales para proteger a la clase social trabajadora, el desarrollo de la industria y la explotación del hombre por el hombre.

A mediados del siglo XX, la justicia social se había expandido logrando una dimensión humana universal, incluyendo otras esferas de la vida como la lucha de clases, el medio ambiente, la raza, el género u orientación sexual y otras causas y manifestaciones producto de la desigualdad.

Un mundo con Justicia Social

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo, en la actualidad, cerca de 2,000 millones de personas viven en situación de fragilidad y se ven afectadas por conflictos, de las cuales más de 400 millones tienen entre 15 y 29 años. Es por esto que la Organización de las Naciones Unidas cuenta con una serie de organismos multilaterales como UNICEF, UNESCO, ONUSIDA y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que forma parte de la Declaración de la Organización Internacional del Trabajo sobre la justicia social para una globalización equitativa.

La Declaración se centra en garantizar resultados equitativos para todos a través del empleo, la protección social, el diálogo social y los principios y derechos fundamentales en el trabajo. Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha focalizado en la lucha para erradicar la violencia sexual contra la mujer y las niñas, los derechos de las personas que viven con VIH/SIDA y, en general, la erradicación de las violaciones a los derechos humanos que van en detrimento de lograr una justicia social verdadera. 

igualdad-equality-justice-justicia
Equality / Cortesía de Pexels

Vivir en una sociedad con justicia social es una aspiración de todos los activistas en pro de la defensa de los Derechos Humanos de los más vulnerables, pero ¿cómo lograrlo? Hay algunas actividades que pueden realizarse para crear conciencia y acciones en virtud de una distribución justa y equilibrada de las riquezas y equiparamiento de oportunidades para acceder al empleo, tanto para hombres como para mujeres: 

  • La creación de movimientos de activistas en defensa de los derechos humanos de las mujeres que sufren violencia.
  • Las campañas creadas por el movimiento internacional de trabajadores para luchar contra la explotación, por empleo y salario justo e igualitario para mujeres y hombres.
  • Las campañas de UNICEF para el acceso igualitario de todos los niños y niñas a la educación.
  • Las campañas que llevan hace algunos años los movimientos indígenas para ser respetados en sus tradiciones y no ser discriminados por su raza o cultura.
  • Los movimientos y las campañas en redes sociales por el acceso igualitario a los derechos sexuales tanto de hombres como mujeres, y la no violencia.

Una de las estrategias más recientes acordadas dentro del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) fue el establecimiento de los 17 objetivos para el desarrollo sostenible, también conocidos como Objetivos Mundiales: un llamado universal a la adopción de medidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad. Para lograrlo, las naciones comprometidas crean mecanismos para materializar el cumplimiento de estos objetivos en virtud de la progresividad social de los sectores más vulnerables.

Aunado a esto, en los EE.UU. han sido creados programas y políticas que se traducen en un sistema de cuotas universitarias que obliga a las escuelas a admitir a un cierto número de personas de diversas razas, géneros y personas con discapacidad física o intelectual.

Aun así, queda mucho por hacer. La Organización de las Naciones Unidas insta a trabajar permanentemente, tanto a comunidades como a estados, para conseguir que los más vulnerables puedan acceder y obtener los mismos derechos que el resto de los ciudadanos.

La justicia social debe sustentarse en la convivencia pacífica, así como la prosperidad. Celebremos y exijamos mayor justicia social en este día usando la etiqueta #PorJusticiaSocial. Todos podemos manifestar y expresarnos a favor de aquellas causas que consideramos justas, algunos mensajes y hashtags para redes sociales el día de hoy son:

  • Todos tenemos derecho a la salud #MásSaludyJusticiaSocial
  • La educación es la única arma que podemos accionar para cambiar el mundo #MásJusticiaSocial
  • No más violencia ni tortura a ningún ser humano #MásJusticiaSocial
  • Promovamos una cultura de paz para resolver los conflictos sin violencia #MásJusticiaSocial
  • Mujeres y niñas tienen derecho a la vida #MásJusticiaSocial
  • Promovamos el desarrollo y la dignidad humana con #MásJusticiaSocial
  • Igualdad de condiciones y acceso a trabajo digno con #MásJusticiaSocial
  • Oportunidades y vida digna para los inmigrantes en el mundo con #MásJusticiaSocial