Este día culminamos nuestros artículos sobre la mujer y, sobretodo, la mujer latina en el mundo.

Hasta ahora, ha sido evidente la existencia de largas luchas conducidas por las mujeres para ser respetadas y tener igualdad de derechos ante la ley y la sociedad, mujeres emblemáticas como la matemática y astrónoma Hipatía de Alejandría (370-415), quien fue asesinada brutalmente, no sin antes ser reivindicada como mujer libre y científica. Más adelante, en 1789, las mujeres parisinas marcharon junto a los hombres bajo el lema “libertad, igualdad y fraternidad”, lo que constituye uno de los episodios más emblemáticos e importantes de la historia universal.

Posteriormente, los movimientos obreros para reivindicar a las mujeres en su situación laboral tomaron mayor fuerza, así fue avanzando la mujer en sus luchas a lo largo de todo el planeta haciendo frente a males mundiales como el machismo, la violencia sexual, el acoso, la discriminación racial, el menosprecio y otros estigmas sociales que afectan a todos por igual. 

La mujer en el mundo ha dado una lucha sin freno por lograr un equiparamiento de oportunidades, por ello, cada 8 de marzo es celebrado por la Organización de las Naciones Unidas y el mundo como una fecha especial para homenajear a la mujer que persiste de manera decidida por ser reconocida y respetada, y contribuir al desarrollo de la sociedad.

La mujer de hoy es una mujer que asume diferentes roles sociales, algo muy distinto a la “mujer tradicional” concebida por el patriarcado, y confinada al hogar y la crianza de los hijos. Hoy en día, la mujer es polifacética, se mueve en diferentes espacios y genera indicadores de medición para valorar el capital humano en países de todo el mundo. En los Estados Unidos, por ejemplo, las mujeres son pioneras de la cultura digital y la creación de marcas personales dentro de sus empresas, aunque también son madres responsables, hermanas, nietas e hijas que velan por sus hogares.

Women / Cortesía de Pexels

Las mujeres en la actualidad asumen un liderazgo que va acompañado del activismo en defensa de los derechos humanos que ha caracterizado el desarrollo del género a lo largo de las últimas décadas, y que se ha encargado de denunciar y combatir situaciones que atentan contra la integridad humana.

Además, las mujeres participan en organizaciones que promueven la defensa de los derechos humanos y condenan la explotación, el abuso y la discriminación. Gracias a esto, el mundo a ganado cierto equilibrio que permite el desarrollo de sociedades antes dejadas atrás por la globalización.

Todo esto forma parte de la lista de motivos para celebrar el Día Internacional de la Mujer con orgullo y optimismo, pero también sabiendo que aún queda mucho por mejorar y fortalecer para garantizar un mundo más justo para todos.

¡Feliz Día Internacional de la Mujer!