Aunque tradicionalmente el Día Mundial de la Bicicleta se asocia con el 19 de abril, en 2018 la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 3 de junio como fecha oficial para su celebración. Asimismo, anunció la creación de un fondo para evitar muertes a causa de incidentes de tránsito.

La creación del fondo surge considerando que cada día mueren en el mundo 1.3 millones de personas en accidentes viales, entre conductores, pasajeros y peatones. Se calcula que por cada aporte de 1,500 dólares es posible salvar la vida de una persona y prevenir diez lesiones de gravedad.

La propuesta fue presentada el 12 de abril por el gobierno de Turkmenistán y se aceptó sin votación. El objetivo de esta celebración es dedicarle un día al año a la bicicleta como medio de transporte e impulsarla como una solución a grandes retos mundiales, por ejemplo: contrarrestar la contaminación, el cambio climático, promover beneficios para la salud y mejorar la calidad de la educación.

La ONU invita a los Estados Miembros a mejorar la seguridad vial y a integrar la bicicleta en la planificación y el diseño de infraestructuras sostenibles de movilidad y transporte, en particular mediante la adopción de políticas y medidas dirigidas a proteger y promover activamente la seguridad peatonal y la movilidad en bicicleta, con el fin de obtener resultados más amplios en materia de salud, en particular la prevención de lesiones y enfermedades no transmisibles.

Photography of Girl Riding Bike Beside Man | Lgh_9

Las Naciones Unidas alientan, además, a los interesados a promover el uso de la bicicleta como medio para fomentar el desarrollo sostenible, reforzar la educación de los niños y los jóvenes, incluida la educación física, promover la salud, prevenir las enfermedades, fomentar la tolerancia, el entendimiento y el respeto y facilitar la inclusión social y la cultura de paz.

¿Por qué moverse en bicicleta?

La bici es un símbolo de transporte sostenible y transmite un mensaje positivo para fomentar el consumo y la producción de energía renovable; además, repercute beneficiosamente en el clima. La ONU nos brinda cuatro razones para dejar el auto en la cochera y ponernos a pedalear.

  1. La bicicleta es un medio de transporte sostenible, sencillo, asequible, fiable, limpio y ecológico que contribuye a la gestión ambiental y beneficia la salud.
  2. La bici puede servir como instrumento para el desarrollo, no solo como medio de transporte, sino también como herramienta facilitadora del acceso a la educación y la salud.
  3. La relación entre la bicicleta y su usuario fomenta la creatividad y la participación social; asimismo, permite al ciclista conocer de primera mano el entorno local.