El día que el Papa escribió “La Carta”

0
272
El Papa Francisco visita al pueblo

El Papa Francisco escribió una carta sorpresiva para muchos este lunes. Las palabras “cultura de muerte” y “condenar estas atrocidades” fueron incluidas en el mensaje del representante de la iglesia, que también citó un pasaje de la biblia: “Si un miembro del cuerpo padece, todos los miembros se duelen con él”.

Francisco es un hombre diferente, sabe lo que ocurre en los rincones más oscuros de la iglesia, y sabe que no son nuevas noticias. El hecho de que haya decidido pronunciarse tan explícitamente en torno a un asunto permeado por el secretismo generacional brinda, al menos, un atisbo de esperanza a miles de familias afectadas por el abuso sexual a menores por parte de clérigos y miembros de la institución.

No es que una carta vaya a ser la solución a todo, pero es una señal de que la iglesia, esa figura monumental precursora de crímenes terribles contra la humanidad, siente vergüenza y arrepentimiento por el dolor que cientos de víctimas han debido “ignorar durante mucho tiempo”.

Colectivos a favor de los derechos humanos han denunciado en diversas ocasiones la estrategia alcahueta de la iglesia: trasladar curas de una parroquia a otra para encubrir sus crímenes. La carta de Francisco expresa que no debe ser escatimado ningún esfuerzo en pro de establecer una cultura capaz de evitar que sucedan estos actos atroces, pero también para “evitar la posibilidad de que se encubran y perpetúen”.

¿Puede marcar la diferencia un solo hombre en cientos de años de historia? Puede que sí o puede que no. Al menos, parece intentarlo sin vendas en los ojos.