Hablar de hábitos de vida saludables es abarcar una amplia dimensión de medios y posibilidades a través de los cuales las personas pueden cuidarse y vivir plenamente, desde la alimentación y el ejercicio hasta aquellas actividades que potencian nuestro desarrollo personal.

Hay estudios que establecen la necesidad de repetir una acción durante un número determinado de días para crear un hábito. La evidencia sugiere que se necesitan 66 días para fijar de forma permanente una rutina.

Para que el hábito se cree, hemos de repetir el suficiente número de veces un patrón determinado para que nuestro cerebro cree las conexiones neuronales implicadas en la realización de la conducta que queremos fomentar, de manera que el factor clave es la repetición.

Existen hábitos saludables de conocimiento común (aunque no de práctica común) que todos deberíamos adoptar para una vida mejor. Algunos pueden parecer difíciles o imposibles, pero lo cierto es que, una vez superado el periodo de prueba, conservarlos como parte activa de nuestra rutina es más sencillo de lo esperado

1. Mantenerte hidratado

Woman Drinking Water | Daria Shevtsova

Todos los días pierdes agua cuando respiras, sudas, orinas y evacúas los intestinos. Para que el cuerpo funcione adecuadamente, debes reabastecer el suministro consumiendo bebidas y alimentos que contengan agua (y preferiblemente, sin azúcares añadidos). 

Entonces, ¿cuánto líquido necesita un adulto promedio y saludable que vive en un clima templado? Según National Academies of Sciences, Engineering, and Medicine (Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina), el consumo diario adecuado de líquido es:

  • Aproximadamente 15 1/2 tazas (3,7 litros) de líquido para los hombres
  • Aproximadamente 11 1/2 tazas (2,7 litros) de líquido por día para las mujeres

Estas recomendaciones incluyen los líquidos provenientes del agua, las bebidas y los alimentos. Aproximadamente, el 20 por ciento del consumo diario de líquido suele provenir de los alimentos y el resto de bebidas.

2. Alimentación balanceada

Variety of Dishes | Ella Olsson

Los alimentos que consumes afectan el funcionamiento de tu corazón, tu peso, tus índices de azúcar y tus niveles de colesterol, por ello, es recomendable basar nuestra dieta en frutas, verduras, legumbres, cereales integrales, frutos secos y semillas, y proteínas magras, que tendrán un impacto positivo en el organismo.

Es importante consumir alimentos variados, ya que tu cuerpo necesita una variedad de nutrientes para garantizar energía y rendir correctamente.

3. Dormir bien

Woman Sleeping | Ivan Obolensky

Según la National Sleep Foundation, un adulto debe dormir entre 7-9 horas diarias. Toma en cuenta que si no duermes o no descansas bien, esto puede acarrear trastornos físicos y mentales que te harán sentir cansado y de mal humor.

Es importante seguir hábitos de sueño saludables y no ingerir cafeína cuatro a cinco horas antes de acostarse, así como evitar el uso del ordenador, especialmente antes de dormir.

4. Realizar ejercicio físico

Topless Man In Black Pants Running | John Seldon

Se recomienda por norma general realizar actividad física al menos 30 minutos todos los días. Si no te gustan los gimnasios, puedes practicar algún deporte que te atraiga; lo más importante es desarrollar una rutina.

El ejercicio es positivo porque te energiza, tonifica tu cuerpo, reduce el estrés, te ayuda a dormir mejor, mantiene saludable tu sistema digestivo y, como el cuerpo usa grandes depósitos de oxígeno y nutrientes efectivamente, el sistema inmunológico se fortalece.

5. Juega, ríe, canta, baila

Woman Wearing White Floral Dress Playing Ukulele | Agnes Talalaev

Es importante no dejarse derrotar por los problemas o circunstancias; una rutina diaria enfocada en el positivismo puede ayudarte a disfrutar más la vida.

Juega con tus hijos, pon música y baila, canta en la ducha, dale mimos a tu mascota, en fin, ¡haz algo todos los días que te haga sentir que tu día valió la pena!

6. Socializa

Man and Woman Holding Clear Cups | Rawpixel.com

Los seres humanos somos sociables por naturaleza. Saber convivir con otras personas te puede ayudar a alcanzar tus objetivos con una menor inversión de tiempo, energía o recursos. La convivencia sana también puede ser útil para un estilo de vida más interesante y divertido.

7. Dile adiós a los vicios

Red and Black Stethoscope | Pexels

El tabaco, el alcohol, la cafeína y las drogas inciden de forma muy negativa en nuestra salud. La única tolerancia refiere exclusivamente el consumo del vino o la cerveza, de los que se habla muy bien en términos clínicos siempre y cuando sea en cantidades moderadas (1 copa al día). 

Todos sabemos que dejar por completo un vicio no es algo que pueda lograrse del todo de la noche a la mañana, sin embargo, el primer paso es tomar la decisión de realizar un cambio que beneficie nuestra salud y nos ayude a disfrutar más la vida: hoy es el único día posible para decidir, el resto es solo cuestión de tiempo.