¿Qué relación podría haber entre un fármaco de uso común en el tratamiento contra la diabetes y una infección genital? De acuerdo con la FDA, mucho.

Un comunicado del 29 de agosto publicado en el sitio web de la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) advierte a los usuarios de la existencia de “extraños, pero serios casos de infección en el área que rodea los genitales”, aparentemente relacionados con un grupo de medicamentos prescritos para personas con diabetes tipo 2.

Los expertos advierten a los pacientes diabéticos acudir a su centro médico más cercano en caso de presentar síntomas de infección genital. Foto cortesía de Jaron Nix.

El conjunto de fármacos, llamados inhibidores del cotransportador de sodio-glucosa-2 (SGLT2), son medicamentos aprobados por la FDA que son utilizados de la mano de dietas y ejercicios para disminuir los niveles de azúcar en sangre. Algunos fármacos en la categoría SGLT2 incluyen la canagliflozina, dapagliflozina y empagliflozina.

Según el comunicado de la FDA, la infección consiste en una fascitis necrosante del perineo, también conocida como gangrena de Fournier. La gangrena de Fournier es una infección bacteriana que los expertos consideran “extremadamente rara, pero potencialmente mortal”. Afecta el tejido debajo de la piel que rodea los músculos, los nervios, la grasa y los vasos sanguíneos del perineo.

Por lo general, la bacteria ingresa al cuerpo a través de un corte o rotura en la piel, donde se disemina rápidamente y destruye el tejido infectado.

“Los pacientes deben buscar atención médica inmediatamente si experimentan cualquier síntoma de sensibilidad, enrojecimiento o hinchazón de los genitales o el área desde los genitales hasta el recto, y si tienen fiebre por encima de 100.4 F o una sensación general de malestar”, explica el aviso.