Pese al escepticismo del gobierno actual en relación con el calentamiento global, el derretimiento de los polos y el aumento en los niveles del mar que podría causar inundaciones nefastas en la costa de California y Florida, los científicos continúan augurando cambios drásticos en los océanos que evidencian la necesidad de actuar.

De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Berkeley y publicado hoy en la revista Science, el calor generado por los gases del efecto invernadero está elevando las temperaturas del océano más rápido de lo que se pensaba. Esto va en contra de la teoría publicada hace un tiempo según la cual el calentamiento global había alcanzado un punto de desaceleración o “pausa” en los últimos 15 años.

Los expertos explican que el aumento en la temperatura de los océanos es un importante indicativo del calentamiento global, ya que, a diferencia de otros escenarios de la tierra, nuestras masas de agua no son intervenidas a lo largo del año por otro tipo de fenómenos, como El Niño y las erupciones volcánicas.

De hecho, se estima que el 93% del exceso de energía solar que se ve atrapada por los gases de efecto invernadero se acumula en los océanos del mundo.

¿Sin marcha atrás para el calentamiento?

El estudio, conducido por Lijing Cheng, John Abraham, Zeke Hausfather y Kevin E. Trenberth, no vaticina nada positivo para el planeta, tomando en cuenta que los esfuerzos globales para reducir la emisión de gases han sido muy limitados (por no mencionar la cooperación nula brindada por la administración actual de los Estados Unidos, uno de los principales países emisores de gases contaminantes).

William Bossen

Aun así, dos escenarios fueron recreados para obtener una estimación lo más precisa posible del futuro que nos depara:

“Las simulaciones del clima futuro utilizan un conjunto de escenarios o vías de forzamiento radiativo plausibles basadas en suposiciones sobre el desarrollo demográfico y socioeconómico y los cambios tecnológicos. Dos escenarios mostrados en la figura proyectan un calentamiento sustancial en el siglo XXI. Para el escenario de Rutas de Concentración Representativa (RCP) 2.6, los modelos proyectan un calentamiento del océano (0 a 2000 m) de 1037 zettajoules (ZJ) (∼0,40 K) a finales del siglo XXI (media de 2081–2100 en relación a 1991). –2005); este camino está cerca del objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global a muy por debajo de 2°C. Para el escenario RCP8.5, un escenario comercial habitual con altas emisiones de gases de efecto invernadero, los modelos proyectan un calentamiento de 2020 ZJ (∼0.78 K). Este nivel de calentamiento tendría importantes impactos en los ecosistemas oceánicos y el aumento del nivel del mar a través de la expansión térmica; el calentamiento de 0,78 K a 2100 es aproximadamente igual a un aumento del nivel del mar de 30 cm. Esto se suma al aumento en el nivel del mar causado por el derretimiento del hielo terrestre.