1
Imagen CC JLovesCoffee

Introducción

Receta ligera hecha a base de espinacas, queso y huevos. Una buena opción para introducir las verduras a la dieta familiar y hacer que los más pequeños las consuman.

2

Tiempo de preparación e ingredientes

Tiempo: 45 minutos
Curso: Entrante
Nivel: Dificultad baja
Características adicionales: Coste barato, saludable

 

 

Ingredientes:
• 1 empaque de espinacas congeladas o un racimo de espinacas frescas
• 3 huevos
• 200 ml de leche evaporada
• 4 cucharadas soperas de queso batido bajo en grasa
• 100 gramos de queso rallado (opcional)
• Sal y pimienta al gusto
• 1 cucharadita de aceite

3
Imagen CC Kyle Nabilcy

Pasos a seguir para hacer esta receta

  1. Ponemos a cocinar las espinacas. También las podemos salter con una cucharadita de aceite.
  2. En un bol, mezclamos los 3 huevos, la leche evaporada y el queso batido. Batemos los ingredientes para mezclarlos bien.
  3. Añadimos a la mezcla el queso rallado y sal y pimienta al gusto; luego, seguimos batiendo (para mejores resultados, utilizar una batidora eléctrica).
  4. Cuando las espinacas estén listas, las escurrimos e incorporamos poco a poco a la mezcla. La cantidad de espinaca a añadir es al gusto.
  5. Vertimos toda la mezcla en un molde apto para el horno. Podemos añadir queso rallado a la capa superior del pastel, si lo deseamos, o decorar con hojitas de albahaca o aceitunas negras.
  6. Horneamos a 180º C en la bandeja central del horno, para que el molde reciba calor de arriba y de abajo. El tiempo de espera aproximado es de 20 a 30 minutos.

Cuando el pastel esté dorado por arriba, sacamos el molde e introducimos un cuchillo en el centro para verificar que también esté listo por dentro. Si es así, retiramos el molde del horno y ¡a disfrutar!