Una investigación encuentra metales pesados en comida para bebés

0
188
metales pesados en comida para bebés

Un artículo publicado el 16 de agosto por Consumer Reports asegura que la organización, dedicada a suministrar información fiable a los consumidores en relación con diversos productos del mercado, ha encontrado metales pesados en la comida para bebé que podrían afectar el desarrollo cognitivo con el tiempo.

El Dr. James E. Rogers, director de investigaciones y pruebas de seguridad alimentaria en Consumer Reports, dijo que los bebés y niños pequeños son particularmente vulnerables a este tipo de amenazas debido a su sistema nervioso se encuentra aún en crecimiento, así como sus órganos y sistemas. “Además, ellos absorben los metales pesados que entran a su cuerpo más que los adultos”.

La organización analizó 50 empaques de comida para bebé y niños pequeños distribuida a nivel nacional en búsqueda de cadmio, plomo, mercurio y arsénico inorgánico (metales sumamente dañinos para la salud). Los resultados son aterradores: cada uno de los productos examinados resultó poseer niveles considerables de al menos uno de los metales pesados mencionados anteriormente.

Además, el 68 por ciento de la comida analizada tenía niveles preocupantes de al menos un metal pesado, y 15 de los 50 empaques vendidos diariamente al público podría poner en riesgo la salud de los niños bajo un régimen de consumo regular (una servida o incluso menos de una servida al día).

El estudio sugiere que los bocadillos y productos que contienen arroz o patatas dulces son más propensos a contener altos niveles de metales pesados, al igual que cierta comida para bebé clasificada como “orgánica”. También se identificaron empacados de frutas y vegetales, entradas envasadas (cena de pavo y arroz, por ejemplo), galletas, barras de cereales, bizcochos, entre otros.

Uno de los aspectos más inquietantes del estudio es que la mayoría de productos pertenece a las dos empresas fabricantes de comida para bebé más grandes del país: Beech-Nut y Gerber.

El resto de marcas identificadas incluyen a Baby Mum-Mum, Earth’s Best, Ella’s Kitchen, Happy Baby, Parent’s Choice (de Walmart), Plum Organics, y Sprout.

A pesar de los resultados, James Dickenson, director científico en Consumer Reports, aclara que el consumo de estos productos no significa necesariamente que los niños desarrollarán enfermedades o problemas de salud, pero sí puede aumentar el riesgo dependiendo de otros factores, como predisposición genética o exposición a ambientes contaminados con metales pesados, como la pintura con plomo.

Entre las posibles afecciones causadas por la ingesta de alimentos con metales pesados está un cociente intelectual inferior a la media y problemas de comportamiento (a corto plazo), o bien cáncer de piel, infertilidad y diabetes tipo 2 (a largo plazo).