En la sociedad moderna, las ofertas de empleo han cambiado de manera brusca. El mayor foco de atención para los jóvenes que tienen ideas de emprender es el mundo de la tecnología, que recibe con los brazos abiertos incluso a aquellos sin formación universitaria.

Actualmente, podemos acceder a algunos de estos trabajos por medio de dispositivos móviles, tan sólo basta con que cumplas algunos requisitos y listo, puedes comenzar a trabajar. Suena fácil, pero cada uno tiene sus contratiempos. Aquí están algunos de los más conocidos:

Uber 

Es una empresa originaria de Estados Unidos creada en el año 2009 que se ha expandido por el mundo, abarcando 77 países y unas 700 ciudades. Funciona mediante una aplicación móvil que pone en contacto a pasajeros con choferes disponibles y el viaje se arregla online y se pacta el precio del recorrido antes de iniciar el viaje.  Al final de cada servicio de taxi, los usuarios pueden puntuar a sus conductores al igual que ellos a sus pasajeros, para obtener una experiencia óptima. 

Cortesía de Pexels.com

Trabajar como conductor de Uber puede parecer sencillo, pero la empresa tiene una serie de requisitos mínimos para poder ingresar a la red de taxis:

  • Tener 21 años o más
  • Poseer licencia para conducir
  • Mínimo 3 años de experiencia al volante
  • No poseer antecedentes por conducir bajo estado de ebriedad
  • El auto debe tener 4 puertas y estar en perfecto estado, menos de 10 años de antigüedad, doble Airbag, cinturones de seguridad y aire acondicionado.

Una de las grandes ventajas de trabajar para esta empresas son los horarios flexibles. Tú decides cuando deseas trabajar y cuando quieres darte una pausa, pero siempre recordando que el dinero se obtiene en horas de labor. 

Sin embargo, los conductores no son empleados de Uber, sino contratistas autónomos, por lo que gastos en mantenimiento y de gasolina recaen sobre el conductor. La tarifa de ganancia para este empleo es 75% de ganancia para el conductor y 25% para la empresa. Según un informe, el conductor promedio gana entre $ 8.80 y $ 11 por hora, después de tener en cuenta los gastos de conducción.

Youtuber

Los llamados “Youtubers” son otro gran éxito de esta generación. Gracias a la amplia gama de contenidos que proporciona internet, personas con habilidades de comunicación se han sumergido en el universo de la plataforma Youtube. Existe un Youtuber para todo, desde tutoriales sencillos de la preparación de alimentos y composiciones musicales, hasta métodos de enseñanza, contenidos educativos para todas las edades o por simple entretenimiento. 

Cortesía de Pexels.com

Cada Youtuber se encarga de crear su propio contenido y obtener visualizaciones en sus vídeos con la intención de llegar a tener un número considerable de suscriptores, de “likes” y comentarios para luego recibir recompensas monetarias. Por lo general, cada Youtuber destina un tiempo estimado para subir contenido, por ejemplo, todos los martes nuevo vídeo. Por lo tanto, los horarios son flexibles y permite ser independiente. Sin embargo, la cantidad de tiempo que requiere grabar y editar es de considerarse, a menos que seas experto en la materia o tengas a una persona que proporcione el servicio. 

El dinero que se obtiene a través de esta vía es gracias a las publicidades. Entre mayor sea el número de visitas del vídeo, más posibilidades tiene de ser patrocinado por marcas de cualquier tipo. Además, las publicidades que aparecen antes y durante la visualización de los vídeos, también acarrea una ganancia. Estos dependen del número de “clics” generados por los usuarios o por la compra de los productos que están siendo anunciados. 

Cualquier persona que tenga a la mano una cámara de vídeo puede iniciarse como Youtuber, lo difícil es crear contenido de alta calidad para que los usuarios se suscriban al canal y puedan recomendarlo en sus redes sociales. Llegar al número de visualizaciones es una tarea que necesita dedicación y trabajo duro.

Community Manager

En la medida que las redes sociales se vuelven más importantes en las estrategias de Marketing Digital de las organizaciones, el rol de Community Manager se convierte en un cargo estratégico en las mismas.

Cortesía de Pexels.com

Este cargo se refiere al profesional que gestiona, analiza, monitorea y optimiza toda la presencia online de una empresa, marca, producto o servicio y define estrategias que estén acordes con los objetivos del llamado marketing y comunicación tradicional.

No todos los usuarios de internet están preparados para realizar funciones de Community Manager. Se necesita un conjunto de técnicas y habilidades que son necesarias de trabajar y de recibir formación para desarrollar el rol como es debido. 

Blogger

Los bloggers son personas que gestionan un blog y publican contenido regularmente sobre temas determinados. Al igual que los Youtubers, las ganancias promedio de los bloggers dependerá de la cantidad de contenido y del tráfico de su web. 

Cortesía de Pexels.com

Ser un blogger puede ser una iniciación gratuita con la opción de Blogspot. Sin embargo, existen hostings pagos que garantizan una optimización que permite el rápido posicionamiento en motores de búsqueda.

Y tú, ¿a cuál te apuntas?